domingo, 8 de marzo de 2015

JEREZ DE LOS CABALLEROS - BAYLIATO DE LA ORDEN DEL TEMPLE




http://4.bp.blogspot.com/-qjTdnCYY5Hs/UdAAxivn_zI/AAAAAAAAJYo/MaliQeHqwEY/s640/P1020990.JPG

 Castillo templario de Jerez de los Caballeros (Foto Emilio)

Al anciano Jacques de Molay

Que murió con dignidad

en la hoguera hace 700 años 

El Rey de León Alfonso IX, gano a los musulmanes la villa de Xerixa (Jerez), con la ayuda en la batalla de  los caballeros de la Orden del Temple en el año 1230, como agradecimiento por su valiosa ayuda les dono la ciudad y les encomendó la vigilancia de sus tierras fronterizas, con el poderoso Reino Árabe de Sevilla y Niebla (Huelva).

Los templarios se hicieron fuertes en el castillo árabe, reconstruyéndolo y fortificándolo, levantando un importante entramado de murallas y torreones para la defensa de la villa y organizando una gran encomienda templaria, la más grande  al sur de la Península Ibérica, que habían conseguido establecerse los cristianos, en su empeño por reconquistar tierras a los grandes reinos musulmanes de Sevilla y Granada.

La Orden del Temple, defendió y  gobernó Jerez de los Caballeros y las tierras circundantes, engrandeciendo la ciudad, convirtiéndola en el más importante núcleo cristiano del suroeste de Iberia.  Los Caballeros Templarios cambiaron el nombre musulmán de «Xerixa» por el de «Xere Equitum» (Jerez de los Caballeros) para que comenzara a ser cabeza de su poderosa Encomienda, llamada a convertirse en la Gran Baylia de Jerez.

Jerez y su comarca con la ayuda y protección de los caballeros templarios, se expande y engrandece en tamaño y pobladores, que son atraídos por el trabajo en las nuevas tierras conquistadas a los musulmanes, por la repoblación de las alquerías del vasto término de Jerez y la  creación de riquezas y seguridad que ofrecían los caballeros de la Encomienda del Temple.

A la expansión y repoblamiento, contribuyo grandemente la implantación por los templarios  en su zona de influencia, de los privilegios que otorgaban (y otorgan, pues aún está vigente en 19 poblaciones de Badajoz) el FUERO DE BAYLIO, unos derechos que consisten básicamente, en  que se hacen comunes todos los bienes aportados por los conyugues y en la posterior participación por la mitad al liquidarse el matrimonio, como consecuencia de la separación, divorcio o muerte de uno de los cónyuges, por expresarlo claramente “lo mío es tuyo y lo tuyo mío” ¿Pero qué beneficios aportaba este régimen jurídico?  Pues nada más y nada menos que en aquella época, el reconocimiento a las mujeres de los soldados, los derechos de propiedad de las tierras, cuando los maridos marchaban a la guerra y un incentivo para que las mujeres se asentaran en las tierras conquistadas y ganadas por sus esposos.

De esta manera, la encomienda de Jerez de los Caballeros, se convierte en uno de los enclaves más importantes para el Temple en la península, al sumar en sus donaciones, batallas y reconquistas a los árabes, las villas de Burguillos, Valencia del Ventoso y más al sur Fregenal de la Sierra y por el oeste lindando con tierras portuguesas, Olivenza, Alconchel, Villanueva del Fresno y Oliva de la Frontera.

Dada la enorme extensión de tierras y poblaciones bajo el gobierno de los caballeros de Jerez, reconstruyendo castillos como el de Burguillos, Fregenal y Olivenza y creando nuevas encomiendas en ellos, la zona se convirtió en una Baylia, que es una palabra de origen francés baillie (baylía, de ahí bailío o bailiato) que designa un gran territorio, bajo la jurisdicción de los Caballeros de la Orden del Temple.

Cumpliendo las normas y reglas del Temple, con la reagrupación de los enormes recursos de la zona, que gobernaban los caballeros del Temple, a la institución administrativa la denominaron Baylía, que englobaba a varias encomiendas dirigidas cada una de ellas por un comendador, que a su vez dependían de un comandante o Comendador general del Bayliato.

El territorio gobernado por el Temple desde Jerez de los Caballeros, al sur de Badajoz y al norte de la Sierra de Huelva era prácticamente de 3.000 kilómetros cuadrados, una extensión que supera en un 30% a la actual provincia de Vizcaya, convirtiéndose así en el dominio más importante de la Orden en la Península Ibérica.

Como dice Isidoro Terrón en su libro “Los Templarios en la Baylia de Xerex”:

“Esta doble condición de encomienda y fortaleza más el inmenso alfoz que poseía: tres mil kilómetros de señorío y jurisprudencia, la dotaba de un gran poder, colocándose en una situación privilegiada respecto a otros bailíos del Temple. Era, así mismo, cuartel principal de la milicia, iglesia matriz y centro administrativo desde donde se dirigían todas las explotaciones agrarias, ganaderas y mineras que se encontrasen dentro del perímetro de su alfoz.”

Según recoge Feliciano Correa en su libro Territorio Templario, la ciudad  de Jerez llegó a ser la capital de los templarios en todo el Reino de León.

http://4.bp.blogspot.com/-010pZgcaYxg/UdABlBz92oI/AAAAAAAAJYw/xmQaKUeHn4s/s640/bailato%2520definitivo.jpg

Autores como Campomanes, dudaban si la cabeza del partido de la Orden del temple en el Reino de León era la ciudad de Zamora o Jerez.

Pero no cabe duda, que Jerez de los Caballeros fue capital del Bayliato de su nombre, la más importante del sur de España y vital para la conquista de Sevilla y expansión del..... reino castellano-leones, frente a los reinos musulmanes de Sevilla, Niebla y Granada.

El mejor testimonio de que Jerez era capital de la baylía de su nombre, es un acta del capítulo que celebraron los Templarios el día de San Juan, el 24 de Junio del año 1272, para marcar el lindero del término de Valencia del Ventoso; en ella se dice: “…en la Baylía de Xerez…”.

disertaciones.jpg

LA APORTACIÓN DE LA BAYLIA DE JEREZ DE LOS CABALLEROS A LA CONQUISTA DEL REINO DE SEVILLA PARA CASTILLA

El rey Fernando III, inicia en el año 1246 la reconquista del reino de Sevilla en poder musulmán, con la inestimable aportación de la Orden del Temple, cifrada en unos quinientos hombres de armas, provenientes de la Encomienda de Caravaca de la Cruz (Murcia) y de la Baylia de Jerez de los Caballeros (Badajoz).

Los ejércitos del Rey Fernando III, sitiaron la ciudad durante casi dos largos años, pero para conseguir la victoria, los Templarios colaboraron, tomando poblaciones lindantes con el Reino de Niebla, La Rábida, Lepe y Villalba del Alcor, para que de esta manera, cortar el suministro de alimentos y el refuerzo de hombres de armas a Sevilla.

En la toma de Sevilla, al mando de la fuerza templaria estaba el Maestre Pedro Álvarez Alvito.  Siguiendo la tradición de todos los reyes cristianos, San Fernando hizo donación a la Orden de varias haciendas repartidas por el Aljarafe Sevillano, la Rábida, Saltés, Lepe, y Aracena.

Una vez establecida por Fernando III, la capital del reino de Castilla en la ciudad de Sevilla, los Priores y comendadores templarios se afincaron en la ciudad, formando parte de la corte del Rey Castellano.


Dos Templarios  jugando al Ajedrez en el palacio Gótico de los Reales Alcaceres,  pueden ser el Maestre Juan Fernández Cay  y el Prior de Fregenal de la Sierra, Pay Gómez Barreto. Según Juan A. Romero Gómez en “Los Templarios en el Reino de Sevilla”

LA DESHONRA HISTORICA A LOS TEMPLARIOS DE JEREZ:

LOS TEMPLARIOS AYUDARON AL REY FERNANADO III A CONQUISTAR SEVILLA Y SU DESCENDIENTE FERNANDO IV ENVÍO UN EJÉRCITO PARA ACABAR CON ELLOS

Con la bula PASTORALIS PRAEMINENTIAE (22 de noviembre 1307), el Papa Clemente V, ordena a los reyes y príncipes cristianos que arresten a todos los caballeros templarios y para aprovechar sus propiedades en nombre de la iglesia.

Fernando IV de Castilla se limita a pedir los castillos de la Orden del Temple, pero el Papa apremia al Rey de Castilla con la bula Ad Omnium Fere Notitian, para detener e incautar bienes a la Orden del Temple en Castilla y entregar a los obispos del lugar, antes del 30 de diciembre de 1308.

Mientras el Rey Jaime II de Aragón y Valencia encarcela y tortura a los Templarios aragoneses. Fernando IV de Castilla toma la Encomienda Extremeña de Alconetar con ayuda de la Orden de Calatrava. En agosto el ejercito del Concejo de Sevilla y la tropas del Fernando IV después de 6 meses de asedio, toman el castillo de Fregenal a los Templarios, se estrecha el cerco a la capital del poderoso Bayliato de Xerez. En el año de 1309 comienza el asedio de Jerez.

La Torre del Homenaje de la fortaleza de Jerez de los Caballeros, fue testigo del trágico final de los últimos caballeros de la Orden del Temple en Extremadura.

Los reinos cristianos de la Península Ibérica, no creyeron en las acusaciones contra la Orden,  que estaba rodeada de un gran prestigio, ganado por la honra de la sangre vertida en la reconquista de las tierras al Islam, sin embargo, se vieron obligados a acatar la bula de Clemente V y ordenaron a todas las encomiendas templarias repartidas por los reinos cristianos, que renunciaran a la Orden y entregaran sus tierras, sus bienes  y sus armas o si resistían, morirían en la hoguera como herejes.

Así lo hicieron en todas las encomiendas, pero los Caballeros de la gran Baylia Jerez se negaron a renunciar a la Orden del Temple, a la que habían jurado lealtad eterna, y decidieron defender el sitio hasta la muerte.  Aunque la lucha fue desigual, más de diez soldados contra un caballero templario, aguantaron el asedio de la fortaleza, hasta que por fin y en el límite de sus fuerzas, fueron acorralados en la Torre del Homenaje, donde finalmente fueron degollados por las tropas del Rey Fernando IV y del Concejo de Sevilla y sus cuerpos arrojados vilmente al vacío, desde las almenas de la torre.

Jerez de los Caballeros. Torre Sangrienta
Torre del Homenaje (Torre Sangrienta)

Desde entonces, a la Torre del Homenaje se la conoce entre los jerezanos, como Torre Sangrienta, y el espíritu de aquellos Caballeros, clamando Justicia, quedó impregnado  para la eternidad, en los muros del castillo que ellos contribuyeron a engrandecer. Se consumió así después de 62 años, la deshonra de asesinar por Fernando IV, a los descendientes de aquellos, que ayudaron a Fernando III, para que Sevilla fuera para Castilla.
El tiempo no olvida

Y la torre recuerda,

la injusticia de un Rey

a los nobles caballeros

que en sus tristes almenas

sus espíritus esperan

la reparación de la afrenta.

No existe documentación clara de cuando fue tomada por la fuerza, pero el Papa el 25 de Noviembre de ese mismo año, exige al Rey Fernando IV la devolución de los bienes templarios. El 9 de Septiembre de 1312, muere el Rey Fernando IV de Castilla y León a la edad de 27 años, tres años después de acabar indignamente, con los caballeros templarios de Jerez de los Caballeros.

JEREZ DE LOS CABALLEROS Y LA GEOMETRIA SAGRADA

A propósito de Jerez y del Temple, el escritor Juan García Atienza escribe en su libro “La Meta Secreta de los Templarios”:

Hay lugares muy determinados -que, no por casualidad, coinciden con los parajes mágicos de los que vengo hablando- en los que, a lo largo del devenir histórico, se concentran de un modo especial hechos y circunstancias que condicionan la zona y la tipifican, fijan su carácter insólito y la abonan, siglo tras siglo, con unas características especialísimas…
Si ahora tuviera que elegir el lugar preciso que sirviera de ejemplo,… una zona típica que se encuentra en los límites de Andalucía y Extremadura y que viene limitada, poco más o menos, por las localidades de Jerez de los Caballeros, Zafra, Fregenal de la Sierra, los montes de Tentudía y Aracena.

En ese territorio, lleno de vestigios megalíticos y de cavernas y abrigos en los que el hombre primitivo expresó su idea de la trascendencia, se establecieron en el siglo XIII los caballeros del Temple -convenientemente "vigilados" por las órdenes de Calatrava y Santiago- y hubo núcleos judíos en los que se estudió la Qabbalah.

Y es precisamente de esa parte “Mágica del paraje de Jerez” de las que nos habla el “Maestro” Atienza, conocedor como pocos en España, de la Orden del Temple y de sus enclaves mágicos, de la que nos ocuparemos ahora.

En conversación con el escritor e investigador Emilio Carrillo, al que hemos entrevistado varias veces en nuestro programa de radio (Tierra Viva) en la localidad sevillana de Guillena, nos narraba su descubrimiento relacionado con el Temple, la Geometría Sagrada y Jerez de los Caballeros. Carrillo, en sus indagaciones se preguntaba porque los templarios, solicitaron al Rey Fernando III, tierras situadas en la provincia de Huelva, que curiosamente no lindaban con los límites de su ya extenso bayliato, sino poblaciones costeras como, la Rábida, Saltes y Lepe.

 ¿Por qué esos lugares? La respuesta salta clara y meridiana, porque el Temple quería una salida al Océano Atlántico en el sur de la península, con acceso al Mar Mediterráneo y a las cercanas costas de África. No olvidemos que la Orden, tenía un carácter supranacional y poseía la flota marítima más grande y mejor pertrechada que cualquiera de los reinos cristianos europeos y del Oriente Próximo, de ahí que otorgaran a este objetivo mayor prioridad que aumentar los límites de un bayliato ya suficientemente extenso y fuerte.

Pero además del interés de los templarios por una salida al mar, E. Carrillo descubrió algo más: un Triángulo entre Jerez de los Caballeros, Lepe y Sevilla.

Triángulo que según Carrillo conformaron los templarios. FOTO: casadeltemple.blogspot.com

Triángulo que según Carrillo conformaron los templarios. Foto caratula del libro La Orden del Temple: Un nuevo descubrimiento (Editorial Itucci Siglo XXI).

Ahora es el momento de recordar  la definición de Dios,  proporcionada por el padre teológico de la Orden del Temple,  San Bernardo de Claraval: “¿Qué es Dios? es longitud, anchura, altura y profundidad. Es decir, Dios es la geometría” (De Consideratione).

Es decir pinchando con el compas en Jerez de los Caballeros, se forma un arco que une de manera perfecta Lepe y Sevilla, pasando por la Rábida y la Isla de Saltés, formando así un triangulo que podemos denominar “Triangulo Templario” uno de los cuatro que forman la Cruz del Temple, y si además trazamos una línea recta desde Jerez a ambos emplazamientos, la distancia es la misma y equidistante, 124 kilómetros, que traducidos a la medida de longitud de la época nos da 23 leguas castellanas.

Sin duda, esta circunstancia pone de relieve el conocimiento de la Orden por la geometría sagrada, en el diseño del mapa de ubicación de sus encomiendas, fortalezas y templos y demás posesiones (como puertos de mar) y también demuestra que se movían siguiendo un planificado modelo geoestratégico, para su expansión territorial.

Como siempre que se lee y se investiga sobre la admirada Orden del Temple, surgen más preguntas que respuestas ¿Por qué buscaban una salida al océano atlántico? ¿Hasta dónde querían llegar? ¿Estaba América entre sus planes? Y sobre el Triangulo Templario y teniendo en cuenta que Jerez de los Caballeros es uno de los tres vértices, de un famoso triangulo mayor formado por Úcero en el cañón de rio Lobos y Caravaca de la Cruz en Murcia, con respecto a este triangulo menor de Jerez, los otros tres triangulo que formarián la cruz templaria ¿Nos conducirán a otras poblaciones templarias? ¿Qué otros misterios encierran estos triángulos templarios? Investigando para tratar de dar respuestas a estas y otras preguntas, tendríamos sin duda material para otro artículo.

Frater Emilio José Pérez García

Miembro de la Encomienda Magistral “San Juan Macías” de Olivenza (O.S.M.T.H.)

Bibliografía:
.-Apuntes sobre el emplazamiento de la casa de acogida de Templarios en Sevilla (Fernando Vázquez Brea).
.- La Meta Secreta de los Templarios (Juan García Atienza).
.- Los Templarios en el Reino de Sevilla (Juan A. Romero Gómez).
.- Dissertaciones históricas del orden, y Cavallería de los templarios, o resumen historial de sus principios, fundación, instituto, progressos, y extinción en el Concilio de Viena (Pedro Rodríguez de Campomanes).
.- Los Templarios en la Baylia de Xerex (Isidoro Terrón Calvo).
.- Territorio Templario (Feliciano Correa).
.- El último reino templario (Emilio Carrillo & Malena Martínez).
.- Consideratione Ad Eugenium Papam (Bernardo de Claraval).
.- Historia del reino de Badajoz durante la dominación musulmana (Matías Ramón Martínez).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es deseable hacer los comentarios con nombre propio y sin esconderse en un anonimato, como lo hacemos nostros con nuestro nombre. Por otra parte en este blog respetamos la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, pero no vamos a permitir aquellos comentarios que pudiéramos interpretar como ofensivos, malintencionados, insultantes, o difamantes contra las personas, serán eliminados directamente, así como aquellos que no guarden relación con los objetivos y contenidos de éste blog,
Rogamos tenga la amabilidad de librarnos de pasar por la más que desagradable experiencia de tener que actuar como censores.